• Dra. Sifuentes Patricia

Uso de chupete


La mayor parte de los niños abandona los hábitos de succión antes de los cuatro años, sin que se ocasionen daños permanentes.

La mamadera conteniendo leche, jugo o bebida azucarada en el primer año de vida ponen a su hijo en situación de alto riesgo de caries. Evitar que se duerma con la mamadera.

Por otro lado la succión enérgica tanto del chupete como del pulgar son hábitos que pueden causar deformidades en la boca e impedir el correcto alineamiento de las piezas dentarias. Esto es lo esperable en niños que están todo el día con el chupete en la boca, incluso cuando corren y juegan.

Si el hábito se mantiene mas allá de los 3 años Los dientes centrales inferiores se desvían hacia dentro y los dientes centrales superiores se separan y desvían hacía afuera. Se deforma y estrecha el paladar. Las arcadas dentarias pierden la alineación correcta apareciendo la mordida abierta o cruzada. También se escapa la comida, se debe interponer la lengua para tragar, se dificulta la pronunciación de ciertas letras.

El uso prolongado de chupete es un factor de riesgo para infecciones del oido.

CONSEJOS:

  • Nunca intente calmar al niño endulzando el chupete con azúcar o miel

  • Intente no introducirlo hasta que la lactancia materna se haya establecido completamente.

  • nunca cuelgue el chupete del cuello

  • si el chupete presenta rasgaduras, grietas o le faltan pedacitos tírelo

  • lávelo con agua y jabón

  • si sufre otitis, limite su uso

  • edad ideal para abandonarlo 3 años

  • a partir de 6 meses comience a limitarlo progresivamente

0 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram

© 2017 OdontologÍa Morón. Todos los derechos reservados.